«

»

Dic 19 2018

Imprimir esta Entrada

“Un Pueblo, Un Producto”. Acuerdo de cooperación Argentina – Japón para el desarrollo de las comunidades locales

Como resultado de las reuniones bilaterales mantenidas en vísperas del G20, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), el Ministerio de Salud y Desarrollo Social y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto firmaron un acuerdo para promover el desarrollo local y regional en base al movimiento japonés conocido como “Un Pueblo, Un Producto”, con un monto aproximado de USD 3.500.000 en forma de cooperación técnica 

Con un monto aproximado de USD 3.500.000 en forma de cooperación técnica, se firmó el acuerdo entre Argentina y Japón para promover el desarrollo local y regional en base al movimiento japonés conocido como «Un Pueblo, Un Producto». Esta acción surge como resultado de las reuniones bilaterales mantenidas en las vísperas de la reunión del G20, entre la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), el Ministerio de Salud y Desarrollo Social y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, quienes acordaron dar inicio al “Proyecto para el desarrollo de cadenas de valor inclusivas orientadas al mercado, bajo el concepto OVOP Argentina”.

Anteriormente, en mayo de 2017, el Presidente Macri en su visita a Japón había avanzado en su encuentro con el Primer Ministro japonés Shinzo Abe, en coordinar la cooperación para promover el proyecto “Un pueblo, un producto”.

El Movimiento OVOP (del inglés “One Village, One Product”) corresponde a una estrategia y filosofía de desarrollo local que surgió en la década de los ‘70 en Japón. OVOP se fundamenta en el trabajo de las comunidades locales, quienes a través de productos (bienes, servicios o eventos) propios o únicos, se convierten en autogestores de su desarrollo. De esta manera se busca  mejorar la calidad de vida de los habitantes de las localidades, propiciando el desarrollo de las capacidades que posibiliten dar mayor valor agregado a sus recursos, a fin de promover la identidad, el respeto por la cultura local, el sentido de pertenencia y el sentimiento de orgullo.

“Con el fin de fortalecer la cohesión social y autonomía económica de las comunidades, este proyecto promueve e impulsa la creación de oportunidades de negocios para actores de la economía social y empresas ligadas a ellos, a través de la revalorización de las costumbres y tradiciones, del entorno, paisajista, recursos naturales, propios de cada comunidad. Con este modelo se busca desarrollar la economía a nivel territorial, agregando valores a sus productos tangibles e intangibles, y capacitando a sus recursos humanos”, comentó Tatsuhiro Mitamura, Director de JICA Argentina.

De esta manera se busca:

  1. Fomentar el desarrollo de productos de origen local con impacto global: productos y servicios identificados por las comunidades locales, que se caracterizan por ser propios de una determinada zona. Los productos pueden ser tangibles o intangibles, y se busca que tengan demanda en su mercado local, o incluso, fuera de él (otras regiones u otros mercados internacionales)
  2. Autogestión y creatividad: generar iniciativas de las propias comunidades, que utilizan de manera sostenible los recursos propios (naturales, económicos, sociales, culturales) para desarrollar productos que se distingan por ser el fruto de la imaginación y creatividad  de las personas que habitan una determinada zona del país, para crear puestos de trabajo y promover la cohesión, el orgullo e identificación de la comunidad con esos productos.
  3. Desarrollo de recursos humanos: formación de jóvenes líderes para la gestión del desarrollo local y la generación de productos en cuya elaboración se involucra, y aprovecha el capital humano de una zona específica.
  4. Fomentar el consumo de productos locales.

Con este proyecto, JICA brindará asistencia técnica durante 5 años para promover el fortalecimiento de los grupos de la economía social y de las organizaciones que les brindan apoyo (gobierno nacional y provincial, INTI, INTA, ONG’s, etc.) en 5 provincias del NOA y NEA argentinos, con una inversión de USD 3.500.000 aproximadamente.

ACERCA DE ONE VILLAGE ONE PRODUCT

El movimiento OVOP (abreviatura de One Village, One Product) surgió en los ’70 en la prefectura de Oita, Japón, por iniciativa del entonces gobernador Morihiko Hiramatsu. Dicho movimiento logró promover el desarrollo local a través del fomento de iniciativas de ciudadanos y productores que proveyeran productos y servicios con fuerte contenido local, basados en identidades del lugar y en los cuales se agregaran valores especiales (como por ejemplo, marcas regionales).

El movimiento OVOP, en Japón ha estimulado una era de descentralización y políticas agrícolas regionales. Una breve evaluación fuera de Japón indica también logros muy importantes en China, Tailandia, Pakistán, Mongolia, Corea del Sur, Malawi, y en otros países de Latinoamérica, en el desarrollo de la identidad local y el descubrimiento de recursos materiales para promover economías regionales y acceder a mercados de exportación.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.diplomaticsnews.com/un-pueblo-un-producto-acuerdo-de-cooperacion-argentina-japon-para-el-desarrollo-de-las-comunidades-locales/