«

»

Abr 10 2018

Imprimir esta Entrada

Resistir

En una macroeconomía cambiante donde acomodarse a la realidad del momento es una constante y transitar caminos que no son lechos de rosas, depende de la actitud personal aceptar el desafío, hacerle frente y lograr permanecer.

Cecilia Fraire

Lic. en Turismo. Productora de Seguros. Vicepresidenta de Zanella.

10abril18ceciliafCual era tu sueño, tu objetivo, que querías ser cuando fueses grande?

De chica me gustaban dos cosas, mi mama era profesora de educación física entonces eso me atraía y me gustaba mucho pintar. Ya en la escuela secundaria  la pintura seguía siendo mi gran atractivo, podía hasta imaginarme en una montaña pintando,  pero pensaba también que el arte no me iba a dar una independencia económica, yo quería trabajar y entonces pensé en una carrera que me permitiera ingresar rápidamente al mercado laboral. Estudie turismo.

Se cumplió esa incursión inmediata en el mercado laboral?

Si, enseguida pude comenzar a trabajar en turismo, lo hice durante 15 años con representación de líneas aéreas de  Europa,  Rusia, cruceros al Caribe, etc. Pero el mercado del turismo se movía según la macroeconomía del país por lo cual presentaba altibajos constantes y yo necesitaba estar tranquila con un ingreso siempre seguro. Consideré que ya estaba cumplida mi etapa en turismo y  uno de mis clientes de ese momento, una empresa de seguros, me ofreció que trabajara con ellos y acepté.

Como fue ese cambio aparentemente tan grande, de vender paquetes turísticos a vender seguros?

Interesante sin dudas, ingresé a trabajar con ellos en el área de venta de “seguros de sepelios”, realmente me especialicé en el tema, luego tome el área de ventas corporativas  e inclusive viajaba a hacer reingeniería de las sucursales y negocios de Caruso en el interior del país. Decidí entonces estudiar para ser productora de Seguros.  En esa época mi hija era chiquitita y yo estaba separada y la tenía que dejar varios días con mis papás y ella me decí,  mamá decíle a tus jefes que te dejen volver antes! Ella iba al jardín y cuando regresaba querría obviamente poder estar conmigo y yo, por trabajo, a veces  no estaba,  eso me entristecía muchísimo.  

Cuando te subís al mundo en dos ruedas de las motos?

Fue un proceso, jamás me imaginé que en algún momento estaría al frente de una fábrica de motos. La realidad es que mientras trabajaba  en la compañía de seguros me iba muy bien, estaba conforme con lo que había logrado y mi novio en ese momento, hoy mi esposo, trabajaba en una empresa donde necesitaban una persona para llevar adelante un proyecto, me dijo presentate, lo hice y no me tomaron “por ser mujer”. 

Seguí trabajando donde estaba, hasta que  en mi trabajo me ofrecen pasar a otra de sus empresas que se ocupaba del tema de renta vitalicia,  y como  yo al vender seguros de sepelios había hecho muy buenos contactos con funerarias y tenía idea de  cómo  poder obtener allí buenos resultados; acepte. Trabajé ahí un tiempo pero, la verdad? no me gustaba el trato que recibíamos, llegaba mal a mi casa y entonces renuncie. 

Aquí se abrió una puerta nueva, una decisión que debimos tomar que fue la que finalmente nos haría llegar al mundo de las motos.

Llegaron en consecuencia de una decisión tomada justo a tiempo?

Realmente así fue, varias decisiones en realidad. A mi esposo le ofrecieron en su trabajo irse al exterior, trasladarlo, yo tenía a mi hija chiquita, de mi primer matrimonio, su papa estaba  en Córdoba y realmente no quería irme y  separarlos, le expuse a mi esposo el tema, lo  pensó, lo entendió y finalmente no aceptó el traslado y decidimos quedarnos en el país. 

En esos momentos, su contador le informó que había una posibilidad interesante para invertir, una empresa que estaba muy mal que iba a entrar en quiebra y que se podía comprar a un precio muy conveniente para obviamente luego reflotarla. Era una empresa que cotizaba en bolsa, lo consideramos interesante y la compramos  2 días antes de que le dictaran la quiebra, era Zanella.

Ahora  sí,  a trabajar de lleno en la fábrica de motos?

Nada es tan fácil y sencillo como parece!  En ese momento teníamos en Mar el Plata 2 barcos pesqueros, con 300 empleados,  y ahora sumábamos 3 fábricas de Zanella, dos en funcionamiento, la tercera  cerrada, había que hacer algo urgente. Ni bien compramos la fábrica volamos a China para buscar proveedores, volvimos y ya al frente de la empresa empezamos a armar las distintas áreas, mi esposo buscó personal  gerencial que había ya trabajado en Zanella y la respuesta fue, Ok trabajamos con usted  con la condición de que  su esposa no esté en la empresa. 

Como yo siempre quise tener ingresos independientes le dije que me parecía bien, yo trabajé desde una oficina externa en la C.A.B.A.  y creé desde ahí mi propio negocio, una agencia de venta de motos Zanella a la que le di un perfil corporativo. Armaba alianzas con distintos bancos para que financiaran las compras de las motos y así estaba de alguna forma relacionada con la empresa pero  desde afuera, no en  la administración central que se encontraba en Caseros.

Te das cuenta que fuiste nuevamente discriminada? Primero una empresa en Córdoba que no te contrata por ser mujer y luego, en tu propia empresa los empleados de cargo jerárquico solo aceptan el trabajo si vos no  formas parte del equipo!

Si,  más tarde me daría cuenta  el motivo por el cual me querían lejos.

Pudiste averiguarlo?

10abril18cecilf6Por supuesto!  Para resumir te cuento que mi esposo había contratado dos personas de cargos jerárquicos para enviar a la pesquera en Mar del Plata y los puso al frente para que manejaran todo lo administrativo, lo diario.  De pronto la pesquera, que tenía dentro 7 sindicatos, de las distintas áreas que puedas imaginar, comienza a tener problemas, mi esposo me dijo siento que hay algo raro y le dije viajo yo. 

Me fui a Mar del Plata, me instalé en la administración empecé a revisar papeles, a buscar a ver si encontraba algo que me llamara la atención y lo encontré! Cuando vi irregularidades hable con la secretaria, le dije, decime la verdad de lo que está pasando porque yo encontré cosas muy feas. Ella simplemente se fue a buscar algo y cuando volvió eran 3 bolsas de consorcio con toda la documentación, digamos paralela, que tenían que los delataba.  Esas personas en las que habíamos confiado estaban realmente robando, controlando toda esa información pudimos enterarnos que cambiaban cheques y se quedaban con los intereses de los mismos  hasta que pagaban con fondos de la pesquera, así literalmente,  “prostitutas y viajes al exterior” 

Finalmente los despedimos, tuvimos igualmente que trabajar mucho para poder seguir adelante, nos tocó inmediatamente de este suceso una veda de 4 meses y luego un paro de otros 4, imaginate que no hubo ingresos durante 8 meses. Como si todo esto fuera poco, con todos los condimentos que tuvo en el medio, amenazas de muerte, tiros a la camioneta de mi hermana que es nuestra abogada, etc. etc. mi esposo me dice que nota algo raro también en Zanella. 

Pensar que algunos creen que el camino al éxito es un lecho de rosas!

Nada más equivocado, creo que para ninguno que logre su objetivo el camino ha sido en línea recta  y sin espinas.  Cuando mi esposo empieza a notar algo raro en la fábrica ahí si entré yo, y como el que busca encuentra, encontramos que nos estaban robando por lo cual despedimos a esa gente, otros empleados se fueron solos porque la fábrica estaba mal, veían que no íbamos a poder pagar los sueldos y mi esposo estaba mal, estaba como con los brazos caídos,  había entrado en una depresión  y estaba entregado. 

Los síndicos prácticamente lo obligan a dejar que entre un inversor  para reflotar la situación y mi esposo creyendo que era la única salida acepta todas sus condiciones, darle poder, darle firma,  para  que invierta el dinero y se pueda volver a trabajar. En su desesperación firmo todo, pero claro, faltaba mi firma y cuando me traen el libro a mí, no me gustó lo que decía y literalmente me robé el libro, me quedé con él  y empecé a investigar, descubrí que el inversor era un estafador profesional, obviamente nunca firmé, la sola firma de mi esposo no alcanzaba, así es que después de un ida y vuelta que inclusive nos llevó a la justicia,  quedo demostrado que nosotros nada teníamos que ver ni con esa gente ni con nadie y quedamos  sobreseídos  y al frente de nuestra empresa en las pésimas condiciones  en las que estaba.

 Los empleados que habían  quedado con nosotros le dijeron que no bajarían los brazos que iban a trabajar para reflotar la empres,  entonces dividimos las funciones y yo quedé más  en la venta, en contacto con los clientes, con los trámites con la administración central y el al frente de la  fábrica. Y como el ojo del amo engorda el ganado, ahí empezó a funcionar nuevamente. La verdad es que de todo el camino transcurrido, con lo bueno y con lo malo, salimos fortalecidos.

Una constante, volver a empezar una y otra vez!

No te queda otra opción. Hemos pasado por todo, la crisis del 2001, la recuperación del 2003/2004, altibajos constantes, incluido un cierre temporal de la fábrica para luego ponernos nuevamente en carrera y llegar hasta los días de Moreno, que como te imaginarás para mí fueron un aprender sobre importación, comercio exterior, presentación de documentación, etc. etc. etc. 

Tengo desde anécdotas, diríamos que simpáticas,  hasta pedidos desesperados a Moreno. De él y solo de  él dependía que te  autoricen o no las importaciones, nosotros cumplíamos con todos los requerimientos pero parecía que siempre faltaba algo mas y sinceramente llegué a suplicarle a pedirle por favor que considerara lo que hacía,  que dependíamos de el para seguir o no con las puertas abiertas de la fábrica y que había muchas familias que dependían del trabaja  en nuestra empresa. 

Actualmente estamos trabajando muy bien, pero nuestra fábrica como todas las del país tenemos nuestros destinos supeditados a la macroeconomía reinante, si el país funciona, si todo anda más o menos bien, las fábricas funcionamos también más o menos bien  y si hay cimbronazos económicos, los primeros que los sentimos somos nosotros. 

A veces hay un prejuicio, el empresario o el dueño de una fábrica siempre están vistos desde una sola óptica, desde la que te acusa o señala, y la mayoría de las veces las cosas no son lo que parecen. Sinceramente puedo decir que nosotros la hemos pasado muy mal pero jamás nos rendimos,  tampoco nos victimizamos, seguimos adelante haciendo frente a cada situación que se iba presentando, aceptándola y  resolviéndola. Es la única forma para permanecer. 

Considero  realmente que las dos oportunidades en las que te discriminaron, no queriendo trabajar con vos,  no fue por el hecho de que seas mujer. Estoy convencida de que fue por tu actitud, así, absolutamente segura,  frontal  y decidida,  creo que eso a muchos los intimida!

Puede ser, sinceramente yo en ninguna de las dos oportunidades me di por discriminada, realmente ni me afectó,  dije bueno, sigo con lo mío, no me detiene ese tipo de cosas, yo voy siempre tras lo que quiero hacer. 

Yo estoy absolutamente convencida de que todo parte del nido, a mi en mi casa mi papá me decía vos podés hacer todo lo que quieras hacer,  todo lo que te propongas, querés pintar, pintá.  Eso desde chico te va formando, yo hoy se lo digo a mi hija, se lo dije desde siempre, vos podes hacer todo lo que quieras hacer, es cuestión de ser perseverante, de ir tras el objetivo, de jugarse y hacerlo, de intentarlo  hasta lograrlo. 

Sierpe se dice que trabajar  con la familia es complicado, vos realmente te ganaste el lugar ante los empleados e inclusive ante tu esposo en tu propia empresa!

La verdad es que si, ante los empleados sin duda alguna, saben que conmigo no hay vueltas, yo soy realmente muy frontal,   en cada lugar donde trabajé siempre lo hice muy honestamente, dando lo mejor de mi, cumpliendo y esforzándome  para mejorar día a día, defendiendo el lugar dónde trabajo ya que es donde tengo la posibilidad de ser, de desarrollarme, de crecer, y eso pretendo también de nuestros empleados. 

Tenemos gente de confianza  y comprometida con la empresa en cada  área y eso hace que podamos continuar posicionándonos tranquilos. 

En cuanto a mi esposo, realmente  reconoce mucho mi trabajo, mi presencia en la empresa, somos complementarios, tenemos muy definidas nuestras tareas y cada uno se ocupa de lo que le corresponde u cuando surgen dudas o problemas,  los abordamos juntos, ahí  sí  somos un equipo 

Que es éxito para vos?

Es poder mirar para atrás y decir, que bueno lo  que he logrado y lo podes aplicar a cualquier ámbito. Yo me siento exitosa por tener la familia que tengo, padres, hermanos, hijos, y laboralmente estoy conforme con el camino recorrido. 

El éxito también es poder disfrutar de lo que hiciste con trabajo. 

Te propongo una mano de nuestro Póker de Ases:

10abril18cecipda

Organización: La aprendí con turismo, cuando armabas un viaje tenias que organizar todo el itinerario y no podías  equivocarte porque implicaba que una persona pudiera perder un vuelo, un tren, estando solo en el exterior. Es la base del orden. 

10abril18cecfControl: No podes dejar de  tener control sobre áreas y procesos. Ahora estoy haciendo una auditoria de todos los procesos de la empresa, estoy con todos los temas de logística para que  todo salga como corresponde 

Orden: La verdad es que soy desordenada y por eso necesito orden. Tenes que estar ordenado para poder encontrar problemas resolverlos y seguir avanzando. 

Planificar: Aunque quisimos  planificar desde el comienzo, con la fábrica no pudimos, apagábamos incendios, solucionábamos cada inconveniente para poder mantener la empresa abierta la intención si, es planificar, pero a veces no se puede. Actualmente  planificamos la producción y la venta, pero la macroeconomía afecta directamente al mercado,  que te  cambia las reglas del juego y la planificación no se puede sostener. A veces hay que ir re adaptando la planificación inicial. 

Imagen: Es fundamental y en mi caso se juntan las dos, la personal y la de la empresa.  Como mujer hay que tener cuidado en no dar una imagen equivocada, hay que tener claro que se está representando una empresa, una marca,  por lo cual hay que tener un cuidado especial, un equilibrio  entre la imagen y el comportamiento.  Yo desde mi lugar quiero transmitir a otras mujeres,  que se puede lograr el objetivo que se propongan y lo quiero mostrar desde mi imagen que considero que no es de mujer exitosa sino de mujer trabajadora. 

Tenés alguna frase o algún dicho que te acompaña siempre?

Si,  una palabra, resistiré! Me siento identificada con esa canción, sobre todo cuando dice “soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie”. Yo cuando quiero algo realmente voy a tratar de conseguirlo, no hay adversidad que se interponga en el camino, voy tras eso.

 ========================================================================================

PH. Peter Orquera

Feir´s Park Hotel

Enlace permanente a este artículo: http://www.diplomaticsnews.com/7272-2/